A47D6672-1

VENTORRILLO CANARIO

NUESTRA HISTORIA

El Ventorrillo Canario nace de una antigua pensión que más tarde se transformaría en uno de los primeros asadores de la zona y de Sevilla. El propietario inicial fue un vecino del pueblo donde estamos situados, Santiponce. Este, conocía a la perfección la gastronomía de las Islas Canarias, por lo que le pareció buena idea ofrecer esta rica comida en su pensión.

 

Poco a poco, las papas arrugás con mojo se hicieron famosas en la zona, asistiendo cada vez más gente de toda Sevilla solo para probarlas. Podemos decir que tenemos el honor de que el primer mojo que se probó en estas tierras fue hecho por nosotros.

 

Años más tarde, la pensión se transformó plenamente en un restaurante, trasladando su alojamiento al hotel Anfiteatro Romano, situado a tan solo unos metros del Ventorrillo Canario y en frente de las bellas ruinas de Itálica.

 

Lo que fuera una pensión , se convirtió en un asador de carne, uno de los primeros de la zona. A pesar del cambio gastronómico, mantuvimos nuestro inconfundible nombre como también nuestras deliciosas papas arrugás con mojo. A esto, se le unió una gran selección de las mejores carnes a la brasa, siendo el atractivo principal de nuestro restaurante.

 

Lo que fuera una pequeña y humilde pensión, hoy se ha convertido en un gran y amplio restaurante que cuenta con una gran fama en la zona. Todos nuestros clientes quedan satisfechos tanto por la exquisita comida que preparamos como nuestro gran servicio y atención al cliente.